Claves para negociar el salario en una entrevista de trabajo

negociar salario | CV CoachEl mercado laboral que se encuentran muchos desempleados o profesionales que buscan un cambio es, desgraciadamente, decepcionante en muchos casos. La oferta de candidatos supera con creces a la demanda, algo que ocasiona que los salarios ofrecidos sean bajos y las condiciones laborales precarias en la mayoría de los casos.

Afortunadamente, aún existen empresas dispuestas a retribuir a sus empleados de forma justa y acorde con sus capacidades o expectativas, por lo que es muy importante que, como candidato, estés preparado para la negociación salarial en caso de que te encuentres en un estado avanzado de un proceso de selección.

Hoy te traemos algunos consejos para que puedas afrontar con éxito la negociación salarial en tus entrevistas de trabajo.

Espera a que sea el reclutador quien saque el tema

Si ya has pasado las primeras entrevistas, es normal que el reclutador acabe hablándote de las condiciones salariales. Nunca intentes sacar el tema del sueldo en la primera entrevista si no se te pregunta explícitamente sobre ello. Si esperas a que sea el seleccionador quien saque a colación el tema del sueldo, evitarás parecer ansioso/a y demostrarás que estás interesado en obtener el puesto por motivos que van más allá de las condiciones económicas.

Ten siempre una cifra preparada

Antes de la entrevista, prepara mentalmente las cifras que aceptarías en caso de que finalmente vayan a darte el empleo. No dejes que el seleccionador sienta que dudas y muéstrate seguro/a cuando la menciones. Te aconsejamos que siempre negocies el salario en torno a un rango de cifras; de esta forma, la empresa percibirá que tienes cierta flexibilidad y que estás dispuesto/ a la negociación.

Ofrece argumentos que apoyen por qué mereces dicha cifra

Nunca menciones una cifra o un rango salarial sin aportar argumentos válidos acerca de por qué deberían pagarte dicho sueldo. Tómate tu tiempo en explicar al seleccionador por qué pides dicha cantidad, apoyándote en tus estudios, experiencia, habilidades y sobre todo, en lo que puedes aportar a la empresa si deciden contar contigo.

Cuenta con los incentivos o beneficios extra

Si ves que la empresa no tiene intenciones de cubrir tus expectativas salariales, pero aun así te interesa formar parte de ella, no dudes en ir más allá e intentar negociar los incentivos, bonos o beneficios extra que la empresa pueda ofrecerte. Muchas compañías limitan el sueldo de sus empleados pero ofrecen, a cambio, algunas ventajas adicionales, como días extra de vacaciones, jornada reducida en determinados periodos del año, o incluso la posibilidad de trabajar desde casa.

Muéstrate amable y no te pongas a la defensiva

Cabe la posibilidad de que lo que te ofrezca la empresa diste mucho de la cifra que tenías en mente. Negociar el salario puede ser un momento de cierta incomodidad, pero intenta siempre mostrarte abierto/a y evitar hacer comentarios negativos sobre la oferta que te hayan puesto sobre la mesa. Si al terminar la entrevista consideras las condiciones no son lo que esperabas, házselo saber amablemente al empleador y agradécele que haya contado contigo.

No temas hacer preguntas

Si la cifra salarial que te ofrecen resulta de tu interés, no olvides preguntar acerca de las condiciones específicas. Aquí tienes algunas preguntas de utilidad:

–       ¿La cifra salarial es bruta o neta?

–       ¿Cuál es el número anual de pagas?

–       ¿Cómo se cobran los bonos o incentivos?

–       ¿Podré tener dicha oferta salarial por escrito antes de firmar el contrato?

–       ¿Existe la posibilidad de revisar el salario tras un determinado periodo?

 Si tienes más preguntas o dudas sobre este tema, por favor contacta con nosotros y no dudes en consultar nuestro artículo sobre “Cómo afrontar preguntas relacionadas con el salario en la entrevista de trabajo” .

 

Comparte este artículo...

Speak up! Let us know what you think.