¡Burnout o cómo dar el salto sin morir en el intento!

¿Me quiere o no me quiere? Como cuando nos enamoramos por primera vez, llegó el momento de poner punto y final a ese trabajo que un día aterrizó en nuestras vidas, y es que como dice el siempre sabio refranero español: “Todo viene y va, nada es eterno”.

 

Natural Body Scrub150ml _ 5.07oz

¿Lo dejo o no lo dejo? Admítelo, te da vergüenza reconocer que estas forrado y no eres feliz o quizás ganas lo justo para sobrevivir, pero en tus mejores sueños solo deseas que el domingo nunca termine. Estoy segura que estas ideas te rondaron alguna vez por la cabeza, más de una vez e incluso de dos. ¿Trabajas demasiado? ¿Sientes que el jefe no reconoce tu valía o la cantidad de horas en la ofi, te chupa toda la energía? Al final del día, después de todo el ajetreo de niños, preparar deberes, y demás obligaciones que no terminan nunca, ¡por fin! es un buen momento para estar con nosotros mismos. Pararnos un minuto y ponernos con honestidad, la mano en el corazón. La compañía para la que trabajo: ¿me suma?, ¿se alinea verdaderamente con quien soy hoy? ¿Estoy tan quemada que cuando llego a casa, solo me apetece tirar la ropa dónde pille y lanzarme al sofá?

¡Eres valiente! Si no lo fueras, no estarías aquí. Analiza por un momento tu situación laboral actual, párate y siente en el cuerpo como te sentiste hoy en la oficina. No valides ideas pesimistas y te llenes de miedos incapacitantes. Reflexiona seriamente cual es el siguiente paso que quieres dar: ¿quieres cambiar de sector profesional?, ¿desearías dedicarte a algún proyecto personal?, ¿estás en un momento vital en el que necesitas pasar más tiempo con tu familia? o quizás te apetece emprender alguna idea, ¿tu propio negocio? Tenlo claro, estar muy quemado, no es suficiente. ¿Será verdad que no existe el trabajo ideal? ¡No te agobies! Todos necesitamos hacer examen de conciencia de vez en cuando, pero sobre todo necesitamos tener un mapa, un pequeño kit básico de actuación. ¡Averigua dónde está tu motivación, tu pasión! ¿Qué tienes para regalar al mundo?

1.“¡ACTUALÍZATE!” Comienza repensando y re-elaborando tu cv, compártelo en las miles de plataformas laborales en red. Construye y desarrolla tu perfil 2.0. Empieza a inspirarte, ¡busca referentes que te motiven! Continua o empieza a formarte en esa nueva área que te ilusiona. ¿Y por qué no? ¡Haz las maletas, viaja y aprende un nuevo idioma!

2.“¡NO TE PREOCUPES, OCÚPATE DE TU ECONOMÍA!” Hazte al Movimiento Minimalista, empieza eliminando de tu vida todo lo que sabes que ya no necesitas. Reducir gastos, no solo aumenta tu dinero disponible sino tu libertad. La libertad de elección de qué tipo de trabajo quieres, sin depender de él. ¡Trabaja para vivir, no vivas para trabajar!

3.“¡ESCUCHA A TU INTUICIÓN!” Siempre me ha gustado mucho la frase: “Mantén la cabeza en el cielo pero los pies en la tierra”. Nadie dice que no sueñes a lo grande, pero empieza con un compromiso coherente contigo mismo. Da los primeros pasitos hacia ese éxito profesional que tanto deseas, ponle gasolina a la vida y ella irá marcándote el rumbo.

 4.”¡ENFÓCATE EN LO POSITIVO!” Hoy más que nunca, trabajar el arte de la  paciencia es importante  pero sostener la confianza durante todo el proceso de gestación de los cambios, es clave. ¡Mantén la positividad y agradece! Recuerda que cada trabajo que tuvimos nos hizo crecer porque nos enseñó algo nuevo sobre nosotros mismos. ¡Ilusiónate por todo aquello que está por llegar!

 

Comparte este artículo...

Speak up! Let us know what you think.