¡Burnout o cómo dar el salto sin morir en el intento!

¿Me quiere o no me quiere? Como cuando nos enamoramos por primera vez, llegó el momento de poner punto y final a ese trabajo que un día aterrizó en nuestras vidas, y es que como dice el siempre sabio refranero español: “Todo viene y va, nada es eterno”.

 

Natural Body Scrub150ml _ 5.07oz

¿Lo dejo o no lo dejo? Admítelo, te da vergüenza reconocer que estas forrado y no eres feliz o quizás ganas lo justo para sobrevivir, pero en tus mejores sueños solo deseas que el domingo nunca termine. Estoy segura que estas ideas te rondaron alguna vez por la cabeza, más de una vez e incluso de dos. ¿Trabajas demasiado? ¿Sientes que el jefe no reconoce tu valía o la cantidad de horas en la ofi, te chupa toda la energía? Al final del día, después de todo el ajetreo de niños, preparar deberes, y demás obligaciones que no terminan nunca, ¡por fin! es un buen momento para estar con nosotros mismos. Pararnos un minuto y ponernos con honestidad, la mano en el corazón. La compañía para la que trabajo: ¿me suma?, ¿se alinea verdaderamente con quien soy hoy? ¿Estoy tan quemada que cuando llego a casa, solo me apetece tirar la ropa dónde pille y lanzarme al sofá?

¡Eres valiente! Si no lo fueras, no estarías aquí. Analiza por un momento tu situación laboral actual, párate y siente en el cuerpo como te sentiste hoy en la oficina. No valides ideas pesimistas y te llenes de miedos incapacitantes. Reflexiona seriamente cual es el siguiente paso que quieres dar: ¿quieres cambiar de sector profesional?, ¿desearías dedicarte a algún proyecto personal?, ¿estás en un momento vital en el que necesitas pasar más tiempo con tu familia? o quizás te apetece emprender alguna idea, ¿tu propio negocio? Tenlo claro, estar muy quemado, no es suficiente. ¿Será verdad que no existe el trabajo ideal? ¡No te agobies! Todos necesitamos hacer examen de conciencia de vez en cuando, pero sobre todo necesitamos tener un mapa, un pequeño kit básico de actuación. ¡Averigua dónde está tu motivación, tu pasión! ¿Qué tienes para regalar al mundo?

1.“¡ACTUALÍZATE!” Comienza repensando y re-elaborando tu cv, compártelo en las miles de plataformas laborales en red. Construye y desarrolla tu perfil 2.0. Empieza a inspirarte, ¡busca referentes que te motiven! Continua o empieza a formarte en esa nueva área que te ilusiona. ¿Y por qué no? ¡Haz las maletas, viaja y aprende un nuevo idioma!

2.“¡NO TE PREOCUPES, OCÚPATE DE TU ECONOMÍA!” Hazte al Movimiento Minimalista, empieza eliminando de tu vida todo lo que sabes que ya no necesitas. Reducir gastos, no solo aumenta tu dinero disponible sino tu libertad. La libertad de elección de qué tipo de trabajo quieres, sin depender de él. ¡Trabaja para vivir, no vivas para trabajar!

3.“¡ESCUCHA A TU INTUICIÓN!” Siempre me ha gustado mucho la frase: “Mantén la cabeza en el cielo pero los pies en la tierra”. Nadie dice que no sueñes a lo grande, pero empieza con un compromiso coherente contigo mismo. Da los primeros pasitos hacia ese éxito profesional que tanto deseas, ponle gasolina a la vida y ella irá marcándote el rumbo.

 4.”¡ENFÓCATE EN LO POSITIVO!” Hoy más que nunca, trabajar el arte de la  paciencia es importante  pero sostener la confianza durante todo el proceso de gestación de los cambios, es clave. ¡Mantén la positividad y agradece! Recuerda que cada trabajo que tuvimos nos hizo crecer porque nos enseñó algo nuevo sobre nosotros mismos. ¡Ilusiónate por todo aquello que está por llegar!

 

Comparte este artículo...

Empleados felices = Resultados positivos

El mantra que hemos oído repetir miles de veces a nuestros padres, ese que rezaba algo así cómo: Niño no seas vago, ponte a estudiar y llegarás muy lejos”. Admitámoslose ha quedado totalmente obsoleto. Hoy, a lo largo y ancho de este mundo los empleados de las compañías más innovadoras , son los mejor pagados, ¡por algo será!, ¡algo tendremos que aprender! ¿Te suena el paradigma del esfuerzo y la lucha incansable?, ¡sufrir en la oficina, ya es historia! ¡por fin es agua pasada!, y es que el crecimiento es exponencial, si nuestros trabajadores son felices.

¡Me van a despedir!“, “¡tengo que hacerlo bien!”…¿te suenan, verdad? Estos son algunos ejemplos de los pensamientos negativos que nos bombardean día sí y día también. ¿De verdad, queremos ser felices? Beth Thomas, CEO & Global Motivational Speaker on Change Management and Employee Engagement, autora de “Powered by Happy: How to Get and Stay Happy at Work, nos invita a manejar nuestros pensamientos negativos, “separar la ficción de la realidad”. En el colegio nos enseñan a leer y escribir, ¡aprender a gestionar el miedo debería convertirse en una asignatura obligatoria!

 

¿Conoces el “Flexiworking”? Parece de lógica casi aplastaste: “un número determinado de horas delante del ordenador, no aumenta por arte de magia la productividad de la empresa”. Si aún te quedan dudas, siento decirte que no es así, y menos aun cuando la cabeza la tenemos en otra parte. Según datos del último informe del índice de responsabilidad familiar corporativa realizado por IESE, el 73% de los españoles considera que su entorno laboral dificulta el equilibrio entre el trabajo y la vida privada”.

El término “Flexiworking”, empieza a despuntar como una de las nuevas claves del éxito en las empresas de vanguardia. Será cierto eso de que: “¿¡quizás no se trate de trabajar más, sino de trabajar mejor!?” La Filosofía Flexiworking, busca ser una fórmula de conciliación entre la vida personal y profesional. ¿Has tenido una noche de perros?, ¿te han llamado del cole porque Carlitos se ha puesto malo? No te preocupes, si tu empresa potencia el flexiworking, trabajarías en función de proyectos u objetivos. Elección de horarios, días libres. ¡El croquis en el trabajo, corre de tu cuenta! Sí, se que estas pensado que suena demasiado bonito para ser verdad, pero muchas empresas comienzan a ponerlo en marcha en sus plantillas. ¿ Y tú, qué opinas de esta fórmula?

PUESTOS DE TRABAJO + VALORADOS/  – ABSENTISMO LABORAL  =  ↑ ENERGIA +  ↑PRODUCTIVIDAD.

 

SOMOS TU EQUIPOer

Comparte este artículo...

¡A la caza del talento!

¿Conoces la diferencia entre aptitud y actitud profesional? 

Son conceptos muy importantes y que no siempre nos quedan claros. La actitud es el temperamento, la personalidad propia de cada candidato, en cambio la aptitud profesional define el talento y la habilidad, innata o bien adquirida con la experiencia y el trabajo diario.

No solo son aptitudes profesionales, y eso los saben bien los “Headhunters” o “Caza talentos”. Los Business Partners profesionales especializados en la gestión del talento, son cada vez más demandados sobre todo en puestos ejecutivos.

 

No es un secreto que los jóvenes españoles están sobrecualificados, existe una brecha muy importante que separa la realidad laboral y el mundo en las aulas. Tampoco estamos descubriendo Roma, si decimos que nuestra generación actual posee una formación espectacular, quizás cómo nunca antes se conoció, pero de qué sirve cuando no sabemos expresarnos correctamente; incluso en muchos casos el pánico y la vergüenza se apodera de nosotros al tener que enfrentarnos a hablar en público. La capacidad de aprendizaje es clave pero no solo adquirir conocimiento es importante hoy, tienes que ser capaz de transmitir lo que sabes a tu compañero.¡Usa palabras que conecten con el otro, que lo toquen, que lo emocionen!

 

children-593313_960_720

Vale, vale… pero, ¿qué busca un Headhunter?

1. SE CREATIVO E IMPACTA: La RAE define la creatividad como: “la capacidad de creación, ya sean ideas o conceptos nuevos que pueden generar soluciones innovadoras y originales”. Ten iniciativa y capacidad crítica, muestra a los reclutadores tu actitud positiva, aporta sugerencias de mejora, ¡cúrratelo!Las mejores empresas quieren gente curiosa en su plantilla. Para llevar la empresa al siguiente nivel, las nuevas ideas son la clave para seguir creciendo e innovando en todas las áreas.

 

2. CONFÍA EN TI MISMO: Se preciso, ¡la seguridad en uno mismo es clave!. Pregúntate, ¿qué puedo aportar yo a la empresa? Ayuda al reclutador a elegirte cómo el candidato idóneo.Ten cuidado con actitudes soberbias, tu marca personal fracasa cuando no reconoces tus puntos débiles a desarrollar, se generoso y escucha todo lo que los demás tienen que aportarte. Conocer tus logros es muy importante pero tus valores humanos y ética profesional marcan la diferencia.

 

3. AUTOLIDÉRATE Y LIDERA: Respétate, no te culpes porque no salga perfecto a la primera, toma responsabilidad para seguir creciendo, no tengas miedo al fracaso. Para aprender a gestionar tus emociones, el autoconocimiento es fundamental. La figura del líder 2.0 construye relaciones humanas positivas, motiva a su equipo en el logro de objetivos comunes creando un buen ambiente de trabajo. La sonrisa positiva y la empatía son herramientas muy poderosas, las mejores ideas se nos ocurren cuando nos divertimos y disfrutamos de nuestro trabajo.

 

4. APRENDE A TRABAJAR EN ENTORNOS COLABORATIVOS: “Si caminas solo llegarás más rápido, si caminas acompañado llegará más lejos”, y es que como bien expresa este popular proverbio chino, la unión siempre lleva al éxito, y en el trabajo este valor se multiplica por mil; el rendimiento productivo siempre aumenta, cuando trabajamos en equipo. ¡Inspira a los miembros de tu equipo a ser líderes!

 

 

Comparte este artículo...

¡Consigue tus objetivos profesionales en 2018!

Objetivos profesionales | CV-Coach BlogAño nuevo, nuevos retos profesionales. 2018 está comenzando y es el mejor momento para que establezcas tus metas y objetivos profesionales para el año que entra. Si quieres saber cómo conseguirlos, no te pierdas nuestros consejos de hoy:

Entrevístate a ti mismo/a

Haz un ejercicio de autoevaluación anotando todas las preguntas que le harías a una persona que se encontrase en tu caso, y tómate tu tiempo para responderlas con honestidad. Puede ser de ayuda que dividas el “cuestionario” en secciones, relacionadas, por ejemplo, con tu situación profesional actual, con la formación, con el futuro…

Estos son algunos ejemplos de preguntas que deberías ser capaz de responderte a ti mismo/a y que te serán de gran utilidad para establecer tus nuevos pasos profesionales.

  • ¿Soy feliz con mi trabajo actual?
  • ¿Qué aspectos de mi carrera cambiaría?
  • ¿Quiero seguir trabajando en el mismo sector?
  • ¿Prefiero ser mi propio jefe o trabajar para otros?
  • ¿Dónde me veo en 5-10-15 años?

Establece tus objetivos profesionales de forma clara y realista

De nada sirve plantearse metas profesionales si estas no son alcanzables. Establecer objetivos muy ambiciosos puede llevarnos a la frustración en caso de no conseguir lo que nos proponemos. Una forma fácil de avanzar en la consecución de objetivos es dividir cada uno de ellos en pequeñas tareas o pasos y, a su vez, comprobar que estos sean específicos y realistas.

Identificar las herramientas y las claves del cambio

Si ya tienes claros tus objetivos profesionales, ha llegado la hora de avanzar para conseguirlos. Se trata básicamente de convertir el “qué” en un “cómo” cada uno de los objetivos que te has propuesto.

Actualizar tus redes profesionales online, reformular tu CV, adquirir nuevos contactos en el sector, realizar un máster… ¡Ponte manos a la obra para listar qué herramientas tienes a tu disposición para conseguir tus objetivos!

 Compromiso y motivación, las claves del éxito

Todos sabemos lo que ocurre con muchos de los propósitos de año nuevo… con suerte, es posible que muchos de ellos mueran antes de febrero. Si consideras que tus nuevos objetivos profesionales son importantes para ti y van a aportarte estabilidad y felicidad, debes comprometerte con ellos durante este año y los que vendrán.

 

¿Sabías que enero y febrero son los mejores meses para encontrar trabajo? Echa un vistazo a nuestro artículo.

 

 

Comparte este artículo...

Incentivos para trabajadores: el sueldo no siempre es lo más importante

Incentivos para trabajadores | CV-Coach

Lo dicen numerosos estudios: muchos trabajadores, especialmente los jóvenes, han dejado de pensar en un sueldo elevado como uno de los indicadores de “un buen empleo”. Hoy en día, pues, el dinero ya no es sinónimo de felicidad o estabilidad en el trabajo, y sí lo son, por ejemplo, los llamados incentivos para trabajadores, también conocidos como salario emocional.

Cuando nos referimos a “salario emocional” estamos hablando de todo aquello relacionado con el bienestar laboral de un trabajador, en resumen, todo aquello que hace que éste se sienta más feliz y motivado, aumentando su productividad, su compromiso con la empresa y su deseo de permanecer en ella.

Estos son algunos de los incentivos para trabajadores más demandados en las empresas:

 

  • Posibilidad de conciliación y flexibilidad horaria: ya sea para pasar más tiempo con la familia o para disfrutar del tiempo libre, los empleados que disfrutan de estas ventajas son más felices y rinden más.
  • Buen ambiente laboral: cuando se respira un buen ambiente, se trabaja mejor. Apoyo entre compañeros, posibilidad de trabajo en equipo, actividades lúdicas regulares… todo ello contribuye de forma clave a la felicidad emocional de cualquier empleado.
  • Teletrabajo: aunque la presencia de los empleados en la oficina o lugar de trabajo es vital para el éxito de muchas empresas, también es cierto que la posibilidad de realizar parte de la jornada diaria o semanal desde casa contribuye al bienestar del empleado.
  • Formación: muchos empleados valoran positivamente la posibilidad de realizar cursos de formación a cargo de la empresa. Con ellos, aumentan sus conocimientos, amplían su CV y aportan valor añadido a la compañía.
  • Implicación en la empresa: las empresas más valoradas por sus empleados son a menudo aquellas que fomentan la comunicación con sus empleados y los mantienen al día de todo aquello que ocurre en la organización. Del mismo modo, resulta altamente valorado por los trabajadores el poder formar parte de la toma de algunas decisiones que se tomen en la empresa.

 

Echa un vistazo a nuestro artículo más reciente sobre salario aquí.

 

Comparte este artículo...

Buscar trabajo en septiembre: elabora tu estrategia para llegar al éxito

Buscar trabajo | CV-CoachOficialmente, el verano ha terminado y con él las ansiadas vacaciones. Desempleado o no, es posible que durante los meses de julio y agosto hayas relajado tus esfuerzos de búsqueda de trabajo, pero septiembre ha comenzado y con él se han reactivado muchos de los procesos de selección en las empresas.

Si quieres encontrar el trabajo de tus sueños o necesitas un cambio, es necesario que definas una estrategia que te permita optimizar la búsqueda de empleo. No dejes de leer nuestros consejos para buscar trabajo en septiembre:

Establece tus objetivos

Haz una lista de las empresas o sectores a los que te gustaría dirigirte, el tipo de puesto deseado e incluso el sueldo que te gustaría percibir. Si te planteas metas u objetivos concretos optimizarás tu búsqueda y enfocarás tus esfuerzos hacia el lugar correcto.

Elabora tu marca personal

La imagen que otros tengan de ti determinará tu marca personal. Así pues, es importante que trabajes en identificar aquello que te hace destacar como profesional, cuáles son tus fortalezas, así como en cuál es especialidad.

Cuida tu imagen en la red

Las redes sociales y profesionales te facilitan mucho la tarea de crear y alimentar tu marca personal, así como de darte a conocer en tu campo.  Presencia en redes como Linkedin o Twitter, la creación de un blog, e incluso de un canal de Youtube te permitirán posicionarte y aumentar tu visibilidad como profesional.

Redacta un currículum vitae de impacto

Puedes ser el mejor profesional, pero de nada servirá si tu currículum vitae no puede convencer a un seleccionador, en 30 segundos, de que eres un candidato adecuado. Un buen currículum no debe superar las 2 páginas de extensión, debe estar orientado a logros y resultados y priorizar la experiencia profesional relacionada con el puesto que se desea obtener.

(Si necesitas ayuda para redactar tu currículum, haz clic aquí)

No olvides el networking

Un enorme porcentaje de las ofertas laborales nunca llegan a ser públicas en los portales de empleo o en las webs de las empresas… ¿La razón? A menudo no se inician procesos públicos de selección, ya que a muchas compañías les basta con buscar candidatos entre los contactos de sus propios empleados.  Ante esto, el networking se posiciona como una de las herramientas más poderosas para tener éxito a la hora de buscar trabajo. Así pues, no dudes en hacer saber a tus contactos profesionales que estás buscando empleo y aprovecha cualquier oportunidad, como ferias, congresos o eventos para aumentar tu red.

Comparte este artículo...

Las cualidades de un buen líder. ¿Encajas en el perfil?

Cualidades de un líder | CV-CoachMuchos profesionales se encuentran, durante su carrera profesional, con el reto de tener que liderar un equipo. En CV-Coach a menudo recibimos consultas de profesionales altamente preparados, pero acostumbrados a trabajar en solitario o sin tener a su cargo un equipo de personas. Cuando surge una oportunidad laboral que requiere manejar un equipo surgen las dudas… ¿Tendré las cualidades de un buen líder?

Un líder no es solo un jefe, un líder es capaz de llevar a su equipo al éxito independientemente de la situación. Un verdadero líder comprende a su equipo y posee ciertas cualidades que incentivan que los demás quieran seguirlo, inspirando respeto, confianza y estimulando la productividad en el puesto de trabajo.

¿Tienes lo que hace falta para ser un buen líder? ¡Sigue leyendo!

Conocimiento y experiencia

La primera cualidad y quizás las más obvia. Un líder debe conocer más que nadie su campo y los retos a los que se enfrentará en el desarrollo diario de sus tareas y las de sus subordinados. Un buen líder debe saber avanzarse a los obstáculos, preverlos y actuar en consecuencia.

Confianza

La confianza de un líder es clave, no solo para sí mismo sino para “contagiarla” al resto del equipo. La confianza es esencial para tomar decisiones y para llevar cualquier proyecto a buen puerto. Del mismo modo, la confianza del líder hacia cada miembro de su equipo es totalmente necesaria para crear la atmósfera idónea en el entorno laboral.

Positivismo

Independientemente de la situación, un buen líder debe saber mantener una actitud positiva, aunque las cosas no siempre salgan bien. La actitud del líder afecta directamente al comportamiento de sus subordinados, por lo que ser positivo es clave para crear un buen ambiente y ayudar al buen funcionamiento del equipo.

Capacidad de comunicación

El buen líder debe saber comunicar de forma clara su visión, los objetivos del equipo y de la organización. Del mismo modo, debe ser abierto, empático y tener la capacidad de saber escuchar comentarios, nuevas ideas o críticas.

Compromiso

Un líder eficaz debe saber transmitir el compromiso con la organización y el proyecto,  siendo ejemplo para todos y cada uno de los miembros del equipo. Un líder comprometido es un líder que inspira a sus subordinados y les contagia su entusiasmo por querer mejorar y avanzar.

Influencia

¿Qué hace que las personas sigan a un líder? A diferencia de la autoridad (donde entra en juego el cargo para controlar los comportamientos de los subordinados), la influencia, valga la redundancia, busca influir en los demás a través de la inspiración; el líder influyente posee seguidores que quieren seguirle, no que “deben” seguirle, que confían en él por sus actos (pasados y presentes), su gran desempeño y sus valores.

 

 

 

 

Comparte este artículo...

Tags: ,

Cómo venderse a uno mismo en una entrevista de trabajo

El seleccionador ha encoCómo venderse | CV-Coachntrado algo atractivo en tu curriculum vitae y te quiere conocer. Te enfrentas pues, a una entrevista de trabajo donde debes ser capaz de demostrar, más allá de un papel, que eres el candidato adecuado. Ha llegado el momento de poner en marcha tu plan de marketing personal, ha llegado el momento de “venderte a ti mismo”.

Muchos profesionales no se sienten cómodos hablando de sí mismos y, por consiguiente, omiten parte de sus logros y capacidades. Este miedo a “alardear” les lleva a menudo no comunicar datos que podrían ser decisivos para decantar la balanza en su favor.

Elabora tu propio plan de marketing

Antes de la entrevista, siéntate a pensar qué has conseguido en tu carrera y qué te diferencia de los demás. Parte del trabajo ya lo habrás hecho con el currículum vitae, así que tómate un tiempo en pensar en posibles preguntas que podrían surgir en la entrevista acerca de tu CV. Si te surgen dudas, elabora tu discurso en base a quién eres, cómo eres, qué has conseguido y qué eres capaz de conseguir.

Datos, datos, datos

De nada sirve hablar de lo bueno que fuiste en tus anteriores empleos si no existen datos o estadísticas que lo respalden. No todo cabe en tu CV, así que ten a mano alguno de estos datos y prepárate para exponerlos. ¿Conseguiste un aumento del 15% de la producción reduciendo un 5% los costes? Al seleccionador le interesará saberlo, seguro.

Seguridad ante todo

Dicen que parte del éxito consiste en creer que podemos conseguir dicho éxito. Si te estás vendiendo a ti mismo, debes creer en ti y mostrar seguridad. Apóyate en los datos antes mencionados y presta atención a tu lenguaje corporal: los nervios son totalmente comprensibles, pero cuando hablas de algo que conoces bien, el discurso sale solo. Si tú dudas, ¿por qué no debería dudar tu interlocutor?

Cuida tu marca personal dentro y fuera de la red

Puedes venderte muy bien en la entrevista, pero el perfil profesional que has mostrado presencialmente, en la entrevista, debe seguir la misma línea que toda la imagen que muestras al mundo. Así pues, no olvides mantener cuidados y actualizados todos tus perfiles online, como Linkedin, blog o redes sociales, para que estos reflejen, también, la imagen que quieres dar como profesional.

Si quieres que te ayudemos a mejorar tu perfil online o currículum vitae, visita nuestra página.

 

 

 

Comparte este artículo...

¿Qué son las soft skills y cómo afectan a mi perfil profesional?

Es posible que hayas Que son las soft skills | CV-Coachoído hablar a menudo de las soft skills, ya sea en ofertas de empleo, en una entrevista de trabajo, o en artículos de internet.

Hoy en día, son muchas las habilidades que los seleccionadores y empleadores valoran. Por un lado, tenemos las llamadas “hard skills”, o habilidades duras, que son aquellas que pueden aprenderse con una formación específica y que nos permiten desempeñar nuestro trabajo.

Por otro lado, nos encontramos con algo cada vez más valorado por las empresas, que son las “soft skills”, es decir, las habilidades blandas, relacionadas con las competencias sociales. Son rasgos de personalidad, habilidades sociales, de comunicación, lenguaje y hábitos que caracterizan a los vínculos con otras personas.

Las entrevistas laborales no sólo tienen como objetivo ampliar la información del currículum, sino también evaluar el comportamiento de las personas que están siendo analizadas, viendo como interactuan con otras personas, como actúan en situaciones de estrés y como trabajan en equipo.

¿Cuáles son las soft skills más demandadas por los seleccionadores?

Habilidades comunicativas:

La capacidad de saber escuchar y expresar, de forma clara y concisa planes, objetivos y necesidades.

Capacidad de resolución de problemas:

Implica ser capaz de analizar la situación, prever posibles dificultades y aportar soluciones efectivas.

Capacidad de trabajo en equipo:

Ser un buen profesional no significa saber trabajar en equipo. Para ello, es necesario confiar en otros profesionales, asumir responsabilidades y priorizar los objetivos comunes frente a los propios.

Flexibilidad y adaptabilidad:

La adaptabilidad es una característica altamente valorada en los profesionales de hoy en día, algo que se exige especialmente a los jóvenes. Ello implica ser capaz de adaptarse a entornos de trabajo cambiantes, nuevos procesos o situaciones inesperadas que puedan surgir en la organización o el entorno.

Creatividad:

El profesional creativo tiene una mayor capacidad de automotivación y de aprendizaje, es más proactivo y aporta ideas para una mejora continua de la empresa o la organización.

Confianza:

La confianza en uno mismo dice mucho de un empleado, que demuestra su capacidad de gestionar situaciones complicadas sin perder el control. Dicha confianza también es aplicable a la organización o al equipo.

Liderazgo:

Muy valorados son también los candidatos capaces de tomar la iniciativa, liderar proyectos y alcanzar objetivos. Esta es una cualidad que puede dar muchas pistas acerca de la capacidad de un candidato para asumir responsabilidades futuras.

 

 

Comparte este artículo...